Posteado por: tradelbarcelona | septiembre 17, 2013

La oportunidad de vivir y trabajar en el extranjero

panel-aeropuerto

Cada vez son más las personas que requieren de los servicios de traducción que ofrecemos en Tradel Barcelona para iniciar una nueva etapa personal y profesional en el extranjero. Irse a vivir y trabajar en el extranjero es una de las opciones que muchos ciudadanos valoran a la hora de buscarse un porvenir, conscientes de la difícil situación por la que atraviesa la economía española. En Tradel Barcelona sabemos que dejar el país de origen no es en ningún caso una decisión fácil y que, incluso, muchas personas no gozan de esta posibilidad. Precisamente por esto, valoramos el hecho de emigrar a otros países como una oportunidad única a la hora de progresar laboralmente pero también como personas, ya que experiencias de este tipo nos enriquecen, nos dan a conocer nuevos puntos de vista y nos permiten descubrir nuevas gentes y nuevas culturas.

Vivir y trabajar en el extranjero es, sin duda, una oportunidad que no debemos desaprovechar y es por esto que el proceso previo, la organización de nuestra particular aventura vital, debe considerarse como el primer paso hacia el éxito. En este post os queremos dar algunos consejos prácticos basados en la experiencia de algunos de los miembros y colaboradores de nuestro extenso equipo que han dado este paso con anterioridad. Este artículo se suma al ciclo de charlas que hemos iniciado este 2013 con la colaboración del Orfeó Gracienc en las que hemos compartido consejos para vivir y trabajar en ciudades como París y Londres. Próximamente publicaremos las nuevas convocatorias que mantendrán activo este punto de encuentro para personas interesadas en irse al extranjero.

1. Escoger un destino. En caso de no disponer de una propuesta de trabajo concreta, esta es la primera duda que nos viene a la cabeza. ¿Dónde deberíamos ir? La tendencia general es plantearse destinos que nuestros amigos o conocidos ya han explorado con éxito. Buscamos una referencia que nos haga pensar que nosotros también lo podemos hacer. Pero esto puede ser engañoso. Que una persona haya tenido éxito en una ciudad no significa que nosotros lo vayamos a tener. De hecho, es recomendable buscar lugares en los que la presencia de trabajadores extranjeros no esté masificada, siempre que tengamos la garantía de ser bienvenidos por la sociedad de acogida. Las lenguas que hablamos o que estamos dispuestos a aprender, nuestro sector profesional o la capacidad que tengamos de adaptarnos a culturas radicalmente distintas a la nuestra deben ser factores a valorar en el proceso de elección de un destino. El mundo es muy grande y seguro que hay un lugar para nosotros. Tan sólo debemos dedicar un esfuerzo previo que nos permita detectarlo. Por este motivo el siguiente punto es de especial importancia.

2. Recoger las opiniones de los que ya han emigrado. Si bien, como ya hemos comentado, el éxito de los demás no es sinónimo de que nosotros obtengamos el mismo resultado, es muy recomendable hacer un sondeo para conocer las opiniones, consejos y experiencias de las personas que ya han dado el paso para irse a vivir y trabajar en el extranjero. Emigrar no es tan sólo un cambio laboral sino que también acarrea consecuencias en el plano personal y en nuestra forma de ver la vida. Escuchar a aquéllos que nos han precedido es, sin duda, una de las fuentes de información que nos ayudarán a estar más preparados para empezar nuestra aventura. Como todo en la vida, la experiencia es sabiduría y este caso no es ninguna excepción. Habla, pregunta, compara opiniones. No pienses que ya lo sabes todo y que ya te las arreglaras porque con una sencilla conversación con personas que quieran ayudarte puedes evitar cometer muchos errores que de otra forma no podrías prever.

3. Internet, tu aliado. No siempre tenemos en nuestra lista de contactos personas que vivan o hayan vivido en los países de los cuales estamos buscando información. Es aquí donde Internet y las redes sociales juegan un papel clave a la hora de obtener información actualizada para vivir y trabajar en el extranjero. En Facebook, por ejemplo, son muchos los grupos creados por españoles que viven fuera de las fronteras del estado. Escribe “españoles” y el nombre del país o ciudad de la que quieres informarte y escribe un post en el muro del grupo. Allí los miembros de la comunidad te pueden echar una mano en cuestiones prácticas que te serán de gran ayuda y sus opiniones pueden hacerte decidir por un destino o, por lo contrario, descartarlo.

4. Haz un planteamiento económico realista y con margen de error. Uno de los graves errores que puedes cometer es irte del país sin la suficiente capacidad económica como para hacer frente a un imprevisto. No arriesgues tu dinero de forma impulsiva por las ansias de encontrar una oportunidad. Analiza cual es el tiempo de adaptación que necesitarás para integrarte en la sociedad de acogida y detalla un presupuesto realista para poder vivir, como mínimo, medio año sin ingresos en el país de destino. Irse de España con un contrato de trabajo es, a menudo, un objetivo poco realista. En caso que esto no sea posible, lo mejor es establecerse en un lugar en el que uno pueda tomarse su tiempo para conocerlo bien, conocer gente, presentarse en empresas de tu sector y, al fin, encontrar un trabajo y un sitio donde vivir. Este proceso requiere de tiempo y dinero. Malgastar tu presupuesto en unos billetes de avión pensando que a tu llegada te caerán las ofertas de trabajo no es una visión realista. Tener que volver al cabo de pocas semanas por la imposibilidad de seguir viviendo en el lugar supone una gran decepción y una vuelta a empezar. Precisamente por esto es mejor dar el paso unos meses o unos años más tarde de lo que desearíamos pero hacerlo con las máximas garantías.

5. Cree en ti y cárgate de optimismo. Como ya sabéis la actitud, en este tipo de aventuras, lo es todo. Si te vas al extranjero pensando que todo es muy difícil y que va a salir mal, mejor quédate en casa hasta que estés convencido de que tu puedes aportar algo en otra sociedad distinta a la nuestra. Por suerte, las oportunidades laborales en el exterior son mayores que en nuestro país así que deja el pesimismo de lado, dibuja una sonrisa en tu rostro y sal a comerte el mundo. Aunque las cosas vayan mal, la aventura de iniciar una nueva vida lejos de tu país te va a aportar conocimientos y experiencias que ni te imaginas.

Esperamos que estos consejos, fruto de nuestra propia experiencia, os sean de utilidad y os deseamos lo mejor para vuestro futuro laboral y personal. Tradel Barcelona trata a diario con personas que van a realizar este importante paso ya que nuestros servicios incluyen la traducción de todo tipo de documentos oficiales, currículos, cartas de recomendación, notas, antecedentes penales, etc. a cualquier idioma del mundo. Un trabajo que nos apasiona porque, con absoluta profesionalidad, aportamos nuestro pequeño granito de arena para construir grandes sueños.

Tradel Barcelona. Pl. Virreina, 5 Ent. 2ª. 08024 Barcelona. Síguenos en Facebook.

Anuncios

Responses

  1. […] See on tradelbarcelona.wordpress.com […]

  2. […] En este post hemos querido resumir los consejos más básicos, pero si te interesa este tema encontrarás más información en el artículo que publicamos anteriormente titulado ‘La oportunidad de vivir y trabajar en el extranjero’. […]

  3. […] La oportunidad de vivir y trabajar en el extranjero […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: