Posteado por: tradelbarcelona | mayo 9, 2014

Los cinco parques secretos más bellos de Barcelona

laberint horta

La ciudad de Barcelona no es conocida mundialmente por sus parques. De hecho, en comparación con otras capitales como París, Londres o Nueva York, sus zonas verdes son ciertamente reducidas y sus espacios naturales se encuentran lejos del centro. Al ser una ciudad mediterránea, es cierto que las playas de Barcelona desempeñan un rol similar a las orillas de algunos ríos de capitales europeas o grandes parques verdes: es allí donde los jóvenes y las familias se reúnen para disfrutar de los días más soleados y de un buen picnic casero. Para los turistas y visitantes de la capital catalana es bastante sencillo oír hablar de zonas como el Park Güell o el Parque de la Ciutadella, pero es más difícil conocer pequeños rincones y jardines llenos de encanto y alejados del centro neurálgico que seguro van a sorprender muy positivamente a quien los descubra. En este post del blog de Tradel Barcelona – Traductores Jurados os queremos descubrir nuestros cinco parques secretos preferidos y más bellos de Barcelona.

  • El Turó Park. Está situado en una zona residencial en la que históricamente ha habitado la burguesía catalana, este es un espacio poco conocido, incluso para los propios barceloneses. Su nombre se debe a que antes de que fuera un espacio verde, en 1912, se inauguró un parque de atracciones que funcionó hasta 1929. Actualmente, en la entrada principal puede observarse una imponente escultura dedicada a Pau Casals, violonchelista catalán de fama mundial cuya obra más conocida es El cant dels Ocells. De entre los símbolos del parque destacan el estanque y el paseo que lo rodea. Las aguas del estanque están cubiertas de ninfas. Un lugar mágico rodeado de chopos, plátanos y majestuosos tilos.
  • Jardines de la Universidad. Raramente el turista puede ser consciente del secreto que guardan las instalaciones de la Universidad de Barcelona, en su edificio histórico situado en la plaza de la Universidad, a escasos cinco minutos de la plaza de Catalunya y de Las Ramblas. Si nos adentramos en este símbolo de la universidad catalana descubriremos un jardín cuya intención inicial (que aún perdura a día de hoy) era procurar calma y silencio a los miembros del claustro universitario y a los estudiantes. Aquí se puede encontrar vegetación, flora, una escalinata y un pequeño estanque lleno de peces e incluso ranas. Es el paraíso del estudiante y del visitante.
  • Parque del Laberinto de Horta. Situado en la parte alta de la ciudad, en el distrito de Horta – Guinardó, este parque incluye el jardín más antiguo de la ciudad, de estilo neoclásico y que data del siglo XVIII. La simetría es una de las características de este bello lugar que guarda en su interior zonas muy distintas y que, en algunos casos, recuerdan a la naturaleza salvaje. Pero su gran atracción es el laberinto que se encuentra justo delante del palacete principal. Allí tanto los pequeños de la casa como los mayores deberán encontrar el camino de salida. Un rompecabezas que, a veces, conlleva más tiempo del esperado.
  • Jardines de Joan Maragall. Nos adentramos en unos jardines situados justo delante del estadio olímpico, en la montaña de Montjuïc de la capital catalana. En 1929 tuvo lugar en esta zona de la ciudad la Exposición Internacional con Barcelona como sede. El palacio y los jardines fueron diseñados para que el rey Alfonso XIII dispusiera de un lugar de recepción para sus fiestas y actos oficiales y, a la vez, de descanso. El lujo propio de la realeza es a día de hoy aún muy visible en estas instalaciones que sorprenden por su belleza y su poco tránsito de visitantes. En su corazón se encuentra el Palacete Albéniz, espacio que actualmente es también residencia de la familia real cuando visita Barcelona. Un lugar muy especial sacado directamente de un cuento de príncipes y princesas.
  • Jardines de la Tamarita. Están situados al lado de la avenida Tibidabo, una de las calles más lujosas de la capital catalana y símbolo de la burguesía del siglo XIX y principio de los XX, los jardines de la Tamarita son una joya escondida de Barcelona y un deleite para el visitante. De hecho, su origen es una casa con un jardín privado encargada por el empresario del algodón Alfredo Mata. Aquí encontraremos caminitos y abundante vegetación, además, uno de sus tesoros es un roble de más de cien años de vida y 23 metros de altura. También se caracterizan por estar adornados por decenas de detalles paisajísticos como esculturas, estanques, imponentes macetas o pequeños manantiales.

SI TE HA INTERESADO ESTE ARTÍCULO, TE INTERESARÁ:

‘Las mejores ideas para disfrutar de Barcelona a vista de pájaro’

‘5 libros para conocer las historias de la historia de Barcelona’

Y SI NECESITAS UN TRADUCTOR O UN INTÉRPRETE, RECUERDA QUE ESTAMOS A TU SERVICIO:

Tradel Barcelona – Traductores Jurados y Técnicos

Tradel Barcelona. Pl. Virreina, 5 Ent. 2ª. 08024 Barcelona. Síguenos en Facebook.

Anuncios

Responses

  1. […] ‘Los cinco parques secretos más bellos de Barcelona’ […]

  2. […] ‘Los cinco parques secretos más bellos de Barcelona’ […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: